Morfología del tallo

MORFOLOGÍA DEL TALLO

El tallo es un órgano vegetativo aéreo, que puede estar o no ramificado.

 

PARTES DEL TALLO

 

  • Yema terminal/apical: Formada por un meristema apical (ápice) protegido por hojas reducidas, como escamas, que no tienen función fotosintética (catáfilos). Aparece en los extremos de todas las ramas. Son las encargadas de prolongar el eje de los brotes.

  • Yema axilar/lateral: Por lo general en la axila de cada hoja se ubica una yema axilar que origina una ramificación secundaria.

  • Nudo: Lugar de inserción de las hojas en el tallo. En cada nudo se inserta una o más hojas. En este último caso, se habla de Verticilo.

  • Entrenudo: Es la porción de tallo que se ubica entre dos nudos contiguos.

 

TIPOS DE RAMIFICACIÓN

Aunque algunas especies presentan un único tallo sin ramificaciones, en la mayoría se ramifica. Existen dos tipos básicos de ramificación:

  • Dicotómica: Cada eje de ramificación se divide en dos ejes secundarios de desarrollo similar. Típico de plantas primitivas, como los licopodios.

  • Lateral: Las ramas se originan en yemas axilares a partir de un eje principal de mayor tamaño. Dentro de este tipo, existen dos subtipos de ramificación:

  • Monopodial: caracterizada por un eje central robusto del que surgen ramas más delgadas.

  • Simpodial: Las ramas laterales se desarrollan más que el eje principal, el cual en algunos casos interrumpe por completo su crecimiento.

 

TIPOS DE TALLO

En función de la dirección de crecimiento del tallo con respecto al sustrato, se consideran dos tipos de tallos:

  • Ortótropo: Tallo que se eleva perpendicular al sustrato. La ramificación suele ser radial alrededor del eje central.

  • Plagiótropo: El eje principal del tallo se desarrolla en horizontal sobre el sustrato. Las plantas que lo presentan se denominan postradas o reptantes. La ramificación se da en el lado del tallo opuesto al sustrato.

Los tallos aéreos se diferencian en tres tipos principales:

  • ARBÓREO: Tallo leñoso, grueso, macizo, de más de 5 metros de altura. Se denomina tronco a la porción simple comprendida entre la base y la ramificación (en árboles de ramificación simpodica) o entre la base y la cúspide de la copa (árboles de ramificación monopódica).

  • ARBUSTIVO: Tallo leñoso que se ramifica desde la base y cuya altura no llega a los cinco metros. Se denomina mata cuando alcanza un metro de altura.

  • HERBÁCEO: Tallo no leñoso.

Algunas especies desarrollan sus tallos sobre la superficie del suelo o bajo el mismo. Aunque estos últimos tienen apariencia de raíces, su estructura es la típica de tallo.

Se diferencian tres tipos de tallos subterráneos:

 

  • Rizomas: Poseen escamas protectoras y raíces adventicias. Cuando pasa el invierno, las yemas originan brotes que salen al exterior y que, en ocasiones, adquieren un gran tamaño, como es el caso de la platanera.

  • Tubérculos: Son porciones de tallo subterráneo que almacenan sustancias de reserva. P.e. la patata.

  • Bulbos: Tallo hipógeo corto, por lo general, con raíces en la parte inferior y una yema en la parte superior protegida por hojas que almacenan sustancias de reserva. Ejemplos: la cebolla, el ajo, el tulipán.

Formas de tallos aéreos:

  • ACULE: Tallo tan corto que la planta no parece tenerlo. P.e. llanten y saxífragas.

  • CÁLAMO: Herbáceo, sin ramas ni nudos. P.e. junco.

  • CAÑA: Tallo cilíndrico con nudos muy marcados. Puede ser fistuloso, como en el bambú, o macizo, como en el maíz y en la caña de azúcar.

  • ESCAPO/BOHORDO: Tallo herbáceo, largo, no ramificado y sin hojas, rematado por un ramillete de flores. P.e. narciso

  • ESTIPITE: Tallo leñoso, largo, no ramificado, con un penacho o un rosetón de hojas en el ápice. P.e. palmera.

  • ESTOLÓN: Tallo rastrero que se apoya en el suelo. P.e. fresa.

  • REPENTE: Tallo poco consistente que crece tumbado sobre el suelo. P.e. calabaza.

  • RADICANTE: Tallo que echa raíces por los nudos. P.e. agágalo.

  • SUCULENTO: Grueso y carnoso. Típico de los cactus.

  • TREPADOR (por raíces adherentes): Se encarama hacia la derecha, como en el lúpulo.

  • TREPADOR (por acúleos o aguijones): Crece trepándose a zarcillo, acules o aguijones, como en la zarzamora.

  • TRONCO: Es el tallo ramificado, típico de los árboles y arbustos.

 

 

MODIFICACIONES DE LOS TALLOS

  • FILOCLADOS: Ramas cortas de crecimiento limitado, comprimidas, de forma y aspecto foliar, verdes y, por lo tanto, con función clorofílica. P.e. Rusco.

  • CLADODIOS: Ramas comprimidas, verdes (función clorofílica) y con hojitas rudimentarias. P.e. higo chumbo.

  • ZARCILLOS CAULINARES: Ramas filamentosas, de aspecto herbáceo y sin hojas. Sirven de agarre a la planta. P.e. vid.

  • ESPINAS CAULINARES: Ramitas cortas, sin hojas, de punta aguda y endurecida. P.e. tojo.

  • BULBO TUNICADO: Tallo de reserva en forma de disco con una gran yema terminal, también hipogea, con catafilos repletos de materia de reserva. El tallo queda envuelto completamente por las bases de los catáfilos que son simples. P.e. cebolla.

  • BULBO ESCAMOSO: Bulbo en que los catáfilos se disponen en forma imbricada. P.e. azucena.

  • BULBO MACIZO: Bulbo en disco abultado con los catafilos paperácios. P.e. azafrán.

  • CAULOBULBI: Tallo inferiormente engrosado. P.e. orquídeas.

  • PSEUDOBULBO: Tuberosidades mixtas, de naturaleza caulinar y radical, propias de las orquídeas terrícolas.

  • TUBERCULO CAULINAR: Porciones de tallo hipogeas engrosadas por acumulo de sustancias de reserva, con pequeños catafilos y yemas (“ojos”). P.e. patata.

     

 

publicidad